Siete razones por las que el Ciclismo es mejor que el Running

0
301

Seamos sinceros: esto había que debatirlo en algún momento. Sabemos que allí afuera hay tantos fanáticos del running como los hay de ciclismo; y es que dicho deporte tiene ventajas que no pueden ser negadas: es económico, muy bueno para quemar calorías, y puedes incluirlo en cualquier régimen de entrenamiento cruzado que lleves.

No obstante, a la hora de compararlo con la disciplina de las bicicletas, podemos decir con total certeza que ésta lleva la batuta. A continuación, procederemos a decirte por qué:

1. El ciclismo te ayuda a ponerte en forma y crear resistencia

Es cierto: el running quema más calorías por kilómetro recorrido, pero no todo el mundo puede recorrer tantos kilómetros corriendo como los que haría manejando su bici. ¿Por qué? Cuando corres dedicas parte de tu energía a luchar contra la gravedad para levantar tu peso de la superficie y desplazarte hacia adelante; luego recibes la fuerza procedente del impacto correspondiente a cada pisada en descenso.

Todo ello te desgasta, haciendo mucho más difícil que recorras cinco kilómetros a pie que en dos ruedas. Además, recuerda que si tienes sobrepeso, éste te restará velocidad con cada paso que des, cosa que no ocurre en las bicis, salvo que vayas en subida.

2. El ciclismo conlleva menos desgaste de tu cuerpo

Correr te desgasta mucho más que manejar tu bicicleta, aún si estás pedaleando con toda tu fuerza. ¿Quieres pruebas? Un estudio comparativo entre ciclistas y corredores profesionales que se ejercitaron intensamente por el mismo tiempo, determinó que los últimos lesionaron y sufrieron más dolor en sus músculos que los primeros.

Y es que el running inyecta más estrés al cuerpo, ocasionando incluso más daños e inflamación de lo que se esperaba. El trauma muscular y la dificultad del sistema inmunológico para manejarlo son mayores en los corredores que en los ciclistas.

3. El ciclismo facilita tu acceso a nuevos lugares

Conducir por muchas horas implica cubrir más terreno, por lo que puedes ver más sitios de interés en poco tiempo. ¿Un ejemplo de ello? Existen muchos más tours y vías para bicicletas alrededor del mundo, que recorridos especializados para corredores.

Por otra parte, puedes cargar con facilidad más peso y equipaje en tu bici que a pie. Ello implica que, a diferencia del running, puedes practicar el ciclismo no sólo por amor al arte, sino también para realizar otras actividades o transportar material.

4. El ciclismo te ayuda a controlar más fácilmente tu hambre que el running

De acuerdo, aquí debemos aclarar un poco: a través de un estudio, se demostró que ambas disciplinas tienen una capacidad muy similar para suprimir una hormona del apetito: la ghrelina acilada. Sin embargo, y volviendo a lo planteado párrafos atrás, es más sencillo permanecer una hora, o un kilómetro, manejando tu bici que corriendo.

5. El ciclismo aporta más puntos de estilo que el running

Aquí no hay comparación: si bien es cierto que puedes comprarte algunos artículos para el running, la cantidad y variedad palidecen al compararlas con las bicis, cascos, lentes, medias, zapatillas, gorros, bolsos, calentadores, guantes, chaquetas y demás componentes asociados al deporte de las dos ruedas. Por ello, es más fácil mostrar tu estilo personal como ciclista que como corredor.

6. ¡El ciclismo es más divertido que el running!

Al manejar tu bici sientes que estás volando debido a la velocidad que puedes alcanzar, y al viento que circula por tu cuerpo y cabello. Además, corriendo te es más difícil bajar una colina, y no te facilita un poco subirla; ello le quita lo interesante a enfrentarte a estos obstáculos naturales, a diferencia de lo que ocurre cuando los encaras en dos ruedas.

7. El ciclismo envejece contigo

Puedes disfrutar del ciclismo a cualquier edad, y se ve menos limitado que el running cuando te adentras en tus años dorados. Es lo más cercano que tenemos a un deporte para toda la vida, y nunca deja de ser entretenido.

 

Quizás te interese leer este artículo: Beneficios de Combinar el Running y el Ciclismo