Testeo de sillín Specialized Power

0
356

Especificaciones

  • Tamaño: 143 mm
  • Peso: 247 g
  • Rieles: Cromoly
  • Relleno: Doble relleno de espuma
  • Diseño: Body Geometry

Diseño

A simple vista, lo que más destaca del sillín Power Comp es su punta más corta y ancha, y su alargada ranura, que es una alternativa totalmente diferente a las formas tradicionales de los sillines. Este sillín está perfectamente diseñado para proporcionar el soporte adecuado a los isquiones y permite un excelente flujo sanguíneo en posición aerodinámica y agarrado a la parte baja del manillar.

Probado por medio de testeo de circulación de sangre y mapeo de presión, el canal con diseño Body Geometry (clínicamente probado en hombres y mujeres para asegurar la circulación de la sangre hacia arterias sensibles) extra amplio y elongado, y un adecuado soporte para el isquion, permiten obtener comodidad duradera durante extensas jornadas de ciclismo.

Materiales

Al igual que modelos similares, este sillín cuenta con un armazón rígido reforzado con carbono, para obtener longevidad y un rodado eficiente. La cubierta es liviana, resistente e impermeable. Posee un relleno de espuma PU súper liviana, que proporciona comodidad y excelente soporte en salidas extensas; además cuenta con un nivel de relleno 2, de espuma de densidad media, para sentir la bicicleta, con amortiguación adicional. Los rieles son de cromoly huecos, livianos y duraderos. La base del sillín cuenta con soportes moldeados, compatibles con SWAT TM, que permiten integrar soluciones de almacenamiento a la perfección.

Experiencia de uso

Antes de comenzar a rodar largas distancias, no me preocupaba mucho del sillín, dejando toda la pega para el relleno de las calzas; claro, para distancias de 80 a 130 kilómetros, no son tantas horas las que se pasan en la bicicleta. Pero esto cambia cuando se sobrepasan los 160 kilómetros; y ni hablar si se ruedan sobre 250.  Es en este punto que mi mirada sobre los sillines cambió. Realmente es necesario un buen sillín, con la tecnología adecuada para sentirse cómodo durante el pedaleo y así no tener problemas con la circulación y dolor en las zonas sensibles.

Después de probar este modelo durante algunas semanas, puedo decir que he quedado sorprendido con la comodidad y las casi nulas molestias en las zonas sensibles. La prueba de fuego fue un fin de semana que salí a rodar a Farellones el día sábado (115 kms) y a El Volcán, en el Cajón del Maipo, el día domingo (150 kms), sumando 265 kilómetros en dos días seguidos, y alrededor de 10 horas y 30 minutos sobre la bicicleta. Realmente se nota el cambio y se agradece de sobremanera la comodidad, ya que uno se concentra en pedalear y disfrutar el paisaje, y se olvida de los molestos dolores y hormigueos en las piernas por mala circulación. Destaca también su amplio arco, que ayuda a tener una mayor estabilidad durante el pedaleo.

Si pueden invertir en un buen sillín, háganlo, su cuerpo y mente se los agradecerá.